El sentido y la ambulancia: crónica de #fsoc tomada el día 22/08/12

facutomada

Por Pablo Díaz Marenghi – @pablodiaz91

Pareciera oportuno señalar, antes de comenzar este escueto texto, algunas aclaraciones que el autor del mismo considera pertinentes a la hora de desplegar sus observaciones. En primer lugar aclarar que #fsoc simboliza, en léxico propio del lenguaje de la red social Twitter, a la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires. En segundo lugar aclarar que el adjetivo calificativo “tomada” se refiere a la toma por parte de los estudiantes de la misma en apoyo a un paro general convocado por la Asociación Gremial Docente (AGD) y en repudio a las cesantías docentes masivas o, dicho en otros términos, a las jubilaciones obligatorias. Hecha esta serie de aclaraciones damos comienzo al relato per se.

Antes de emprender el típico viaje hacia #fsoc, una idea era más que clara: hoy no sería un día “habitual” de cursada. La noticia de la toma ya era una realidad, y la misma despertaba, en la mayor parte del estudiantado, una serie de fantasmas que reposaban en sus oscuras moradas desde el segundo cuatrimestre, oh casualidad también esta vez, del año 2010, oh casualidad también año par.

El motivo esta vez era inédito. Ya no había vigas, ni vidrios quebrados, ni maniobras políticas, ni toma y daca entre agrupaciones, ni emergencia edilicia. Lo concreto a tratar, repudiar y manifestar era la situación salarial de los docentes en general y el reclamo por los casi 600 docentes amenazados con ser cesanteados, y/o jubilados, en particular.

Al arribar a #fsoc, cualquiera se topaba de lleno con una escena ya conocida: mucha algarabía, revuelo y algo que se garantizó de antemano: clases públicas. Lo curioso, en particular lo fue para este cronista, fue el corte de la calle Santiago del Estero entre las calles Carlos Calvo y Humberto 1°. En particular fue curioso desde la mirada de este humilde observador, ya que provocó sorpresa al saber que tres líneas de colectivos, entre ellas el 39 y el 60 ampliamente frecuentadas por miles de usuarios, circulan por allí. Hasta este punto cualquiera podría poner freno a su lectura, calificar al autor de estas líneas de “El heredero de Eduardo Feinmann” y detenerse. Solicito por favor ser paciente y esperar a la resolución del relato.

Situación: clase pública en medio de la calle frente a #fsoc. Materia: Seminario de Diseño Gráfico y Publicidad. Asignatura que, cómo bien calificó hoy su titular Carlos Savransky, es al menos polémica. Entre bocinazos varios y estruendos urbanos de todo tipo, el docente, exprimiendo casi al máximo su conocimiento didáctico e intelectual, intentaba explicar a un grupo de casi 50 jóvenes como el semiólogo francés Roland Barthes daba cuenta del sentido en los mensajes publicitarios. Mientras desentramaba el análisis estructural de la connotación y la denotación en las imágenes, y para complejizar más el asunto planteaba una relación con la escuela alemana de diseño Bauhaus, los estudiantes realizaban un esfuerzo aún más grande para no caer presos de la distracción o el tedio.

En medio de todo este “embrollo intelectual urbano”, quién les habla se formulaba una serie de cuestiones. Al ver el caos y el embotellamiento generado por la medida de cortar la calle, ¿No será posible reflexionar que ante un reclamo sincero y sumamente válido, el colectivo estudiantil termina siendo contraproducente al impedir el normal paso del tránsito y complicar el recorrido habitual de cientos de ciudadanos? ¿No interfiere esta actitud con el propósito de la Universidad de colaborar con el bienestar de la sociedad? Todas estas fueron preguntas disparadas a raíz de la caterva de bocinazos y la visualización de los disturbios automovilísticos. Lejos estaban aún de ser afirmaciones tajantes o posturas debidamente argumentadas.

Acto seguido sucedió lo que se podría denominar cómo la nota de color o lo más llamativo y desestabilizante para el ojo de quién se encuentra relatando los presentes hechos. Retomando la situación clase, más avanzados en los planteos de Barthes y ya percibiendo conclusiones relacionadas con la cuestión del sentido, las imágenes y qué papel juega esto a la hora de pensar la forma y la función de los objetos de diseño, sucede lo imprevisto. Una estridente sirena de ambulancia resuena y resuena casi por tres minutos de forma ininterrumpida. Al principio no fue nada extraño; era propio de la escena de caos vehicular generada en la esquina de C.Calvo y Santiago del Estero. Pero pronto se convirtió en algo más cuando al observar la clase pública contigua a la de diseño, la más próxima a la esquina, se percibe a todos sus estudiantes levantándose de manera abrupta y corriendo sus bancos individuales cómo intentando dar paso a. De inmediato se adivina la intención, o como diría el docente de diseño, el sentido: los jóvenes se corren para dar paso a la ambulancia que, imposibilitada por el corte de la calle, no podía seguir su camino que se entiende debía ser exclusivamente por la presente calle.

En aquel momento, se dispararon nuevamente en este pseudo escritor-cronista innumerables reflexiones pero todas concluían en un punto. Generaron en su mente un preconcepto claro que se podría traducir en lenguaje lunfardo cómo: “Ahora los de la ambulancia nos cagan a puteadas. Pendejos de mierda vayan a estudiar! Dejen de hacer quilombo! Nuevamente el fantasma de Feinmann presente.

Al contrario de lo que pensaba este observador, los estudiantes se corrieron, la ambulancia circuló, y el acompañante de quién manejaba le dijo: gracias, acompañando la palabra con un gesto amigable con la mano.

Se cree pertinente señalar cómo el preconcepto del cronista estalló en pedazos y, al mismo tiempo, sus dudas anteriores se empequeñecieron casi al máximo ya que pensar que al cortar una calle se perjudica a la sociedad, qué mejor prueba de qué esto no es asi a que una ambulancia, un servicio público de auxilio médico y social, atraviese la zona sin queja alguna.

Esta humilde crónica no pretende vislumbrar una conclusión respecto a “qué está bien” y “qué está mal” ya que el autor no se considera el adecuado para opinar al respecto, y al mismo tiempo jamás se llegaría a una verdad inquebrantable. Simplemente es una suerte de “puesta en escena” de diferentes observaciones y pensamientos mentales que atravesaron a #fsoc en general y a este “sujeto escribidor” en particular. Sin esquivar el tema central, más allá de diferencias o cercanías políticas o metodológicas: casi 600 docentes desaparecerían de la UBA. Con la problemática del sentido que, como dejó en claro la clase pese a toda dificultad, atraviesa toda esfera social y por lo tanto, también puede llegar a atravesar a un estudiante y a una ambulancia.

Anuncios

Acerca de Pablo Díaz Marenghi

Periodista / Docente / Comunicación #FSOC / Redacción @artezeta / Colaboro en @DiarioZ @NiaPalos y @Ultra_Brit / Conduzco @hoyeselfuturo / Twitter @pediazm / LinkedIn
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El sentido y la ambulancia: crónica de #fsoc tomada el día 22/08/12

  1. Asamblearia dijo:

    Me parece interesante tu post porque me hizo pensar en que muchas veces, más allá de que estudiemos en fsoc, tenemos enclaustrado el sentido más común y berreta -a lo Feinman Eduardo- y hasta nos impide actuar con tranquilidad, por más que nuestra conciencia esté convencidísima de cierto acto.
    No sé si me explico, jaja.
    Quiero decir, que muchas veces el hecho de cortar una calle o sentir la necesidad de apoyar una medida de lucha extrema, es boicoteada por algún agente interno-externo del deber-ser social.
    Saludos, la radio está re buena!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s