Apreciaciones sobre Quién Mató a Mariano Ferreyra

Imagen

Finalmente, después de demoras y demás imprevistos que no vienen al caso, vi la película Quién mató a Mariano Ferreyra, la cual reconstruye en formato de docu-drama o docu-ficción el entramado que desencadenó el plan criminal que puso fin a la vida del militante del Partido Obrero de tan solo 23 años. Basada en el libro homónimo de Diego Rojas – cuyo rol es recreado en el filme por el periodista Martín Caparrós sin nada que envidiarle a actores de gran cartel – ,es un potente caudal informativo, emotivo y político. Creo que es un filme político por sobre todas las cosas y está bien que así sea. Su objetivo  es la denuncia de los principales responsables del caso y la difusión de la red de complicidades oculta bajo el manto de diferentes cristalizaciones del poder -ya sea político, sindical o empresarial.

Hay que ser conscientes a la hora de ver la cinta los atenuantes y el contexto que operaron a la hora de realizar la película – las condiciones de producción , en lenguaje semiótico- . La película se rodó en alrededor de 7 meses con el apremio de tenerla terminada pocos días antes de que se conozca el fallo definitivo en la Causa Ferreyra. Por lo tanto, es razonable que posea algunos baches o aspectos vacilantes para el ojo crítico del buen cinéfilo  – pasajes por momento lentos, escenas dubitativas en el sentido argumental-. Sin embargo, estos aspectos quedan marginados al extremo con actuaciones de calidad, datos potentes y una estructura narrativa y dramática más que original: la alternancia entre testimonios de amigos y familiares de MF, el recorrido narrativo llevado a cargo por Andrés Oviedo (Caparrós) mientras investiga el crimen y recorre una a una todas sus patas, y la reconstrucción ficcional de los hechos ocurridos en la Estación Avellaneda el 20 de octubre de 2010.

Por momentos la película es muy fuerte. Comienza con el testimonio de la madre de Ferreyra y es muy difícil no quebrarse al verla recordar a su hijo.  Muy difícil.  La interpelación no es muy sofisticada ni necesita serlo. Es nada más y nada menos que una madre llorando, por haber perdido a su hijo , arrancado de la peor forma. Esto se repite con el resto de los testimonios. Quizás los puntos más potentes del filme en cuanto a emotividad.

Respecto a la reconstrucción de la investigación – que recrea lo vivido por Rojas en la redacción de la revista Veintitres mientras investigaba el caso – proporciona la cuota de dinamismo necesaria para no sucumbir ante un mar de datos y hallazgos periodísticos. Oviedo investiga, duerme poco, se entrevista con personalidades e implicados que le proporcionan información y hasta consigue entrevistar a Pedraza  – al igual que el mismo Rojas a quien también entrevista – .

Es notoria la diferencia de ver el filme de Rath y Morcillo luego de conocerse el fallo y sentencia por el crimen de Ferreyra. La película termina con fotos de Pedraza, Díaz, Sanchez y Favale – los principales culpables del crimen- sentados en el banquillo y especificando que están siendo juzgados por el crimen. La película, y anteriormente el libro    del cual se basa, sirve de pieza clave tanto de aporte de pruebas, como de difusión del caso. Hoy día es importante que siga proyectándose para que alcance la mayor masividad posible y se tome conciencia de la gravedad del asunto: una estructura de tercerización laboral que de la mano de la reducción de costos, sometimiento gremial y corrupción de funcionarios puede y esta diseñada para matar. Termina matando, como mató a Mariano y como también mató a 51 personas en la tragedia de Once. Distintos casos bajo una misma matriz.

Todas las películas tienen un objetivo. Luego, puede cumplirse o despertar una emotividad radicalmente diferente en el espectador. En este caso, la intencionalidad quedaba de manifiesto desde un principio: difundir el caso de Mariano Ferreyra y dar a conocer en detalle la situación de todos los culpables implicados en el caso y la podredumbre de una estructura escondida hace más de 30 años bajo la alfombra del poder. Objetivo: cumplido.

Anuncios

Acerca de Pablo Díaz Marenghi

Periodista / Docente / Comunicación #FSOC / Redacción @artezeta / Colaboro en @DiarioZ @NiaPalos y @Ultra_Brit / Conduzco @hoyeselfuturo / Twitter @pediazm / LinkedIn
Esta entrada fue publicada en Opinión, Periodismo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Apreciaciones sobre Quién Mató a Mariano Ferreyra

  1. Maria Eugenia Funes dijo:

    Muy acertado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s